REINO UNIDO: PROYECTO FENIX # 14 REIVINDICACIÓN DE 4 INCENDIOS CONTRA LA INFRAESTRUCTURA DE TRANSMISIÓN CELULAR

images (2)Traducido por Idioma Negro

Proyecto Fénix # 14: “Cables con corriente FAI / FLT” reivindica 4 incendios provocados en 24 horas contra la infraestructura de transmisión celular (Reino Unido,11 junio 2014)

Comunicado divulgado en inglés en 325.net el 11 de junio, Día Internacional de Solidaridad con Marie Mason, Eric McDavid y todos los presos anarquistas de larga condena:

Proyecto Fénix # 14

En Bristol entre el 9 y 10 de Junio, dejamos 7 antenas de telefonía móvil en llamas. La continuidad diaria de la sociedad capitalista depende de los flujos ininterrumpidos (de bienes, personas, datos y energía) y la red de comunicaciones no es la excepción. Los usos limitados que la mayoría de nosotros puede hacer de estos flujos sólo enmascaran la forma en que se utilizan principalmente para supervisar e imponer el orden dominante, y aumentar su alcance y control.

Solo hay que ver cómo los valores de conectividad, velocidad y movilidad que se materializa en un teléfono móvil (por ejemplo) facilitan una cultura del consumo incesante y la obligación de estar disponible y flexible en todo momento: tanto para el beneficio de lxs jefxs y anunciantes como para tu familia o amigxs. Esto es totalmente coherente con la reestructuración moderna y la descentralización del gigantesco sistema productivo con el que esta sociedad nos somete. Obstaculizar todo esto fue nuestro objetivo.

Dos antenas fueron atacadas de forma simultánea, en Hambrook y fuera del parque empresarial Ram Hill en CoalpitHeath, ambos propiedad de O2. Esta no es la primera vez que O2 ha sido objeto de ataque a causa de los contratos que mantiene con la industria de detención de migrantes, con la policía, y el etiquetado para el servicio de libertad condicional. Algunas horas más tarde, una tercera antena de O2 fue atacada en Coombe Dingle, al mismo tiempo que un cuarto fuego fue encendido después de obtener el acceso a las unidades de transmisión conectadas a la enorme torre de telecomunicaciones de BT en Lockleaze. Las señales que se han visto afectados son los de O2, T-Mobile, Orange y Vodafone.

Estas corporaciones se conectan diversamente con el campo del equipamiento y el armamento militar, usan trabajo penitenciario, y son famosas por colaborar fácilmente con la vigilancia electrónica para los servicios secretos (ahora que la vigilancia generalizada de datos es bien conocida), sin siquiera detenernos en el financiamiento a la Universidad de Oxford con sus amplios laboratorios de experimentación animal. Esto ya ha llevado a que sus intereses estén siendo atacados en Berlín (la empresa matriz de T-Mobile *), Paris (Orange *) y Banbury (Vodafone *).

Por todas las razones anteriores, siempre es bueno hacer daño a estas corporaciones, estructural y económicamente, y luego está el tema de las antenas en sí mismas que irradian quién sabe cuánta nocividad para las especies cercanas. Ha habido casos publicitados en Bristol incluso hace algunos años de una mujer en Shirehampton que se quejaba de los efectos de una antena puesta en su departamento de gran altura y más tarde murió de un tumor cerebral, mientras que una antena apodada “La torre de la muerte” fue retirada de Staple Hill después de que las tasas de cáncer se dispararan. La evidencia ha demostrado que el uso prolongado de teléfonos móviles daña el sistema inmunológico, reduce la fertilidad y causa tumores cerebrales y cáncer: especialmente en lxs jóvenes. Debemos mencionar que la antena que quemamos en Coombe Dingle es una de las tres en los terrenos de un campo de deportes universitario también comercializado para escuelas, al igual que muchos otros. Además, lxs retorcidxs técnicos de laboratorio afirman haber deducido de la experimentación en otrxs mamíferxs (construido sobre la tortura tanto como la investigación científica) que la exposición aún en el vientre materno “daña significativamente la función cerebral, la estructura y el comportamiento y sugirieron que estas exposiciones podrían contribuir a trastornos conductuales en niñxs”.

Estos productos fueron y son arrojados a nosotrxs como inofensivos, aunque casi todos los estudios que afirman esto han sido financiados por la propia industria, cuando no teníamos ni idea sobre sus efectos negativos en el largo plazo, de manera similar a la comercialización del asbesto o los cigarrrillos antes de que empezaran a mostrar su cuota de muerte (para usar sólo dos ejemplos de los más conocidos entre miles). En estos días, incluso lxs investigadores de la universidad de Bristol reconocen los peligros del uso del celular. Qué sorpresa….el ambiente cableado en forma permanente resulta ser tóxico, mientras que las empresas hacen matanzas en beneficio y el gobierno recibe miles de millones en impuestos y licencias. Para la mayoría de las personas el contacto prolongado con los teléfonos móviles o las redes inalámbricas en general parece inevitable, por el trabajo o para evitar la marginación social, en la calle, en el transporte público, o en casa: nos estamos empapando en un aluvión acumulativo más, en una venenosa y anti- humana civilización contra la vida que crece día a día.

Una característica recurrente del extrañamiento que tecnologías como los teléfonos móviles actualmente cultivan entre lxs individuxs, es el número de adictxs a su uso constante que ahora prefieren enviar mensajes de texto o “tweet” para evitar la posibilidad de contacto con la vida real, y cómo muchxs de ellxs sólo se sienten segurxs comunicándose desde detrás de un dispositivo. Esto es ahora completamente estándar para que las personas pasen la mayor parte de sus horas de vigilia en interfaces de una pantalla u otra. Las jóvenes y prometedoras invenciones tales como Google Glass intentan hacer de este cerco casi lo total (aunque depende también en parte de la infraestructura de transmisión ininterrumpida). Como una sociedad que vive a través de tecnologías de alta complejidad, en la que ya no vivimos plenamente nuestro cuerpo y el medio ambiente, sino que una parte de la tecno-colmena: y ya no sólo son lxs nerds y lxs jóvenes que prácticamente llaman su casa a esta realidad virtual. A medida que la esfera dominada por la tecnología de la información se expande, lo que se considera socialmente de importancia en nuestras vidas reales se reduce a lo que puede ser transmitido y recibido por los dispositivos, y reduciendo así la emoción y experiencia humana. O pensemos en el deseo obsesivo de tratar la vida moderna como algo menos para ser vivido que para ser documentado en cada detalle para el consumo pasivo en las redes “sociales”, como otro ejemplo de la colonización capitalista y su tecnología.

Planificando y realizando tu existencia digital también se permite las posibilidades de vigilancia sin precedentes, y esto dificulta la rebelión activa o incluso el cuestionamiento al orden dominante poniendo “anomalías” en lo que a menudo compartes voluntariamente con tus amigxs o “Amigxs”. Al mismo tiempo, la explotación concertada de las poblaciones de base de todo el mundo y el saqueo ecológico hasta el punto del colapso sigue engordando los bolsillos de lxs mismxs parásitos ricxs, y la inmersión tecnológica no ayuda a las personas ni a relacionarse ni a preocuparse. Al contrario, millones están ahora hambrientxs por tomar parte en la forma de vida que está matando todo.

Con una perspectiva anarquista en busca de la existencia libre y satisfactoria que lucha para acabar con todas las tecnologías nacidas de la intoxicación y la esclavitud de las minas, las fábricas y las infraestructuras industriales, y para nuestra comunicación diaria para ser tan no-mediados como sea posible. Derribar estos pocos nodos no fue suficiente para nosotrxs, no es un caso de simple abandono de los usos de un determinado dispositivo por sí solo, sino que el desafío es borrar todo el sistema social que primero nos ha atrapado en sus “necesidades”.

Encontramos en las antenas una manera fácil de empezar: es simplemente una cuestión de neumáticos en llamas entre los cables a la vista y ya está. En North Lanarkshire, Escocia, lxs aldeanxs incluso talaron una. Al reflexionar sobre la historia radical y anti-industrial en Gran Bretaña (como las insurrecciones Luditas y de Columpio), así como la praxis de la guerrilla anarquista, podemos ver la ventaja de tácticas de baja tecnología, baratas y fácilmente reproducibles para destruir la maquinaria que nos encierra y nos empobrece, en un nivel aún más íntimo actualmente más que nunca. Estas estructuras omnipresentes (y altamente costosas) están distribuidas alrededor de cada núcleo de población y más allá, industrializando el campo, donde a veces son pintadas de verde intentando camuflarlas: y asquerosamente incluso teniendo cajas de nidos de aves y murciélagos montados en algunas de ellas. Sus guardianxs no siempre pueden estar vigilando todo, por lo que corresponde a nuestro ingenio permanecer un paso por delante y hacer que sus fuerzas se debiliten. Esta y cada red tiene sus puntos débiles, en estas grietas en la arquitectura de control que nos ofrece el apalancamiento: una capacidad destructiva que estamos apropiando. Mientras las promesas de la cultura moderna hiper-tecnificada continúan mostrando su superficialidad, los rebeldes seguirán actuando contra las instalaciones nocivas y el modo de vida que éstas alimentan.

“…La resistencia en contra de la Máquina Tecnológico-Industrial vive sólo a través de la senda de la liberación de todo orden y poder, corre hacia un horizonte de sucesos en el que nada se ha escrito todavía.” –

Carta de Gianluca Iacovacci, desde la cárcel de San Michele.

Nuestro ataque no está separado de la subversión anarquista en general por todos los medios, lo que incluye, naturalmente, la solidaridad con nuestrxs compañerxs prisionerxs en manos del enemigo. Un saludo salvaje desde Bristol a Adriano Antonacci, y también a su amigo y compañero Gianluca (FAI / FRI Individualidades Subversivas Contra la Civilización), por los valientes actos solitarios de los que también se le acusa.

Saludamos a los nuevos grupos anarquistas y anti-coloniales en Hong Kong y Australia, y enviamos solidaridad a los diez acusados ​​de sabotear a especuladores de la prisión en París.

Nuestro ataque se produjo en un momento en que las redes ya están configuradas para ser sobrecargada por la histeria de la Copa del Mundo, para mostrar nuestra complicidad con lxs combatientes insurgentes en Brasil, ya que ellxs responden al desposeimiento masivo y a la limpieza militarizada de tugurios para la opulencia de los juegos con batallas callejeras e incendios. Porque hay que recordar que el espectáculo fascinante, que se pone en escena para que lxs ricxs tengan aún más dinero y para distraernos de nuestras humillaciones diarias, se basa en el Estado y la violencia del capital contra lxs resistentes, los indígenas y los más pobres en la sociedad brasileña.

No nos olvidemos de Marie Mason y Eric McDavid: ambxs están todavía tras las rejas después de la represión del Estado y el encarcelamiento que siguieron a una temprana cadena de luchas del Frente de Liberación de la Tierra en los EE.UU. Años después, la lucha por la liberación de la tierra no está derrotada ni en el espíritu ni en la práctica. La lucha continúa con las granjas peleteras arrasadas y vaciadas a través de América del Norte, y en nuestrxs hermanas o hermanos con pensamientos incendiarios que rondan los bosques turcos, en las calles de la metrópoli de Costa Rica, o el desarrollo tecno-industrial en Suiza (una la última nota: un rápido recordatorio de que las continuas amenazas legales contra lxs anarquistas liberadxs Silvia, Costas y Billy, y también el último tratamiento vengativo de Marco Camenisch alrededor de su transferencia de la cárcel, no han pasado desapercibidos por lxs incendiarixs internacionales).

¡Abajo la sociedad basada en la dominación de la tierra y de todas sus criaturas!.

Cables con corrient. FAI / FLT

(14a contribución al Proyecto Phoenix internacional, una parte más de una guerra que nunca será contenida por un código legal)

This entry was posted in Comunicados, Noticias, Presxs Políticxs and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.